Muerte y Erotismo: System Shock 2 a través de Bataille

Bataille y SHODAN
Aviso de Spoilers de System Shock 2

Trigger Warning: Violencia gráfica y contenido sexual

Erotismo: Muerte y Sensualidad” es el tipo de libro que le daría un infarto a tu abuelita con tan sólo leer las primeras páginas. En esta obra, el filósofo francés Georges Bataille se propone la misión de explorar todos los temas que nadie se atreve a tratar: la muerte, el sexo, la violencia, y cómo estos se relacionan con todos los tabús.

Como lo que algunos piensan de la obra del Marqués de Sade, tratar estos temas con tanta sinvergüenza puede parecer un mero acto de provocación. Pero de acuerdo a Bataille, el hecho de que estos temas nos aterren (y muchas veces, nos fascinen) tanto, es una señal de que están profundamente conectados con nuestra naturaleza humana. Confrontarlos significa desentrañar nuestros más profundos secretos.

Bataille explica que somos seres discontinuos, es decir, que nacemos solos y morimos solos. No nos podemos meter a la cabeza de los demás, y siempre estaremos atrapados en la nuestra. Como muchos sabrán, esto a veces resulta solitario y confuso. Es por esto que añoramos experimentar continuidad con otros de alguna manera.

Algunos intentan alcanzarla a través del sexo, donde la individualidad es olvidada brevemente en la fiebre de la pasión. Esto mismo ocurre en el enamoramiento, donde las personas involucradas se enredan y enmarañan emocionalmente. Y otros la buscan en Dios o en la espiritualidad, tratando de establecer comunión con algo más grande que nuestras existencias individuales.

El filósofo francés Georges Bataille

Sin embargo, estos son esfuerzos efímeros y jamás logran llevarnos a una entera continuidad. Bataille afirma que la única forma de alcanzarla es la muerte, donde nuestro ego se desvanece, y nuestro cuerpo se reintegra con el resto de la naturaleza en la descomposición. El erotismo es entonces esta fascinación con el barranco que nos separa de la vida y la muerte, la discontinuidad y la continuidad.

System Shock 2 es un juego que presenta esta conflictiva dualidad a través de su historia y temáticas. El juego toma lugar en la nave Von Braun, trasladándose en el inmenso vacío del espacio. El protagonista del juego, un soldado con implantes cibernéticos, despierta de su sueño criogénico para descubrir que las cosas no van bien. La mayor parte de la tripulación ha sucumbido a la infección de un parásito alienígena que se apodera del cuerpo y conciencia de sus víctimas.

Al tomar control del soldado, recibes una comunicación de radio de una de las pocas sobrevivientes: la doctora Polito. Ella te solicita reunirse en el cuarto nivel del Von Braun para unir fuerzas ante la amenaza alienígena. Sin embargo, al llegar al lugar de encuentro, descubres que Polito está muerta. Quien se comunicaba contigo en realidad era SHODAN, una inteligencia artificial egomaniaca que desea utilizarte para llevar a cabo sus planes.

La realidad que descubrimos al llegar con la doctora Polito

SHODAN explica que ella creó a los parásitos. Estos reciben el nombre de “The Many” (Lxs Muchxs) y operan como una conciencia colectiva, donde cada individuo que infectan se une su mente a la colmena cognitiva. Este experimento de la inteligencia artificial se salió de control, por lo que necesita tu ayuda para acabar con esta amenaza. A pesar del peligro que ella también representa, no tienes otra opción más que ayudarla y ver cómo salirte de este enredo más adelante.

 


En este artículo, optaré por utilizar lenguaje de género neutral para referirme a Lxs Muchxs. El sustantivo “Many” en inglés es de género neutral y los escritores del juego hicieron esta decisión de manera deliberada. La voz de Lxs Muchxs está conformada por grabaciones de voces masculinas y femeninas que se escuchan simultáneamente, confirmando que esta es una entidad donde bien los géneros coexisten o simplemente son irrelevantes.


 

Es así como te ves atrapado dentro del conflicto de estos polos opuestos. Por un lado están Lxs Muchxs, una grotesca mega entidad de carne que crece descontroladamente tratando de asimilar todas las formas de vida a su horrorosa continuidad. Por el otro lado está SHODAN, una máquina con complejo de Dios a quien sólo le importa su propia subsistencia. Ella considera a la tecnología como algo mucho más poderoso que la frágil materia biológica, ya que se puede reparar y mejorar sin límites.

Es posible hacer un paralelismo con las teorías de Bataille gracias a la inversión de los tropos narrativos de la ciencia ficción que realiza System Shock 2. Normalmente, son las máquinas las que utilizan su compleja red digital para formar parte de una mente colectiva. Cuando un humano se refuerza con implantes cibernéticos, este pierde lentamente lo que lo hace humano y se arriesga a ser asimilado por las máquinas.

Pero en este caso, quien desea asimilarnos son Lxs Muchxs, una estructura biológica que se asemeja a nosotros y al resto de los seres vivos. En vez de contemplar como una creación artificial puede quitarnos nuestra humanidad, nos vemos forzados a confrontar los miedos y deseos más profundos que residen en nuestra naturaleza.

 

¿Qué es una gota de lluvia a comparación de la tormenta? ¿Que es un pensamiento comparado con la mente? Nuestra unidad está llena de maravillas que tu minúscula individualidad no puede imaginar.

Escucha el audio!What is a drop of rain compared to the storm? What is a thought compared to the mind? Our unity is full of wonders, which your tiny individualism cannot even conceive

En “Muerte y Sensualidad”, Bataille explica que para distinguirnos de los animales, los humanos inventamos el trabajo, que nos permitió organizarnos para llevar nuestra especie más adelante. Para mantener estas estructuras y alejarnos de nuestra faceta animal, creamos los tabús, formando una barrera que nos aleja del carácter indiferente y violento de la naturaleza.

Cuando enterramos un cadáver, no sólo estamos respetando la memoria del fallecido, sino que también estamos ocultando el ciclo de la naturaleza de los vivos: el nacimiento de gusanos que devoran la piel y la integración del cuerpo de nuevo a la naturaleza; es decir, el paso de la discontinuidad a la continuidad. El tabú es el mecanismo con el cual los humanos negamos las realidades más inquietantes de la naturaleza y permitimos el funcionamiento de nuestras sociedades.

Los cadáveres y su proceso de descomposición nos revelan el caos y la continuidad

 

El hombre es el animal que no acepta los hechos de la naturaleza: los contradice. Así altera el mundo exterior de la naturaleza. De ella crea herramientas y objetos fabricados que conforman un nuevo mundo, el mundo humano. Similarmente contradice su propia naturaleza, se educa a sí mismo, se rehúsa a dar rienda suelta a la satisfacción de sus necesidades animales, necesidades que un verdadero animal satisfacería sin reservaciones.

Man is the animal that does not just accept the facts of nature, he contradicts them. Thus he alters the exterior world of nature. Out of it he makes tools and manufactured objects which make up a new world, the human world. Similarly he contradicts his own nature, he educates himself, he refuses to give free rein to the satisfaction of his animal needs, needs that a true animal will satisfy without reservation.

 

El mundo humano del que habla Bataille está representado por el paraje de ciencia ficción de System Shock 2. El Von Braun, la primera nave capaz de viajar más rápido que la velocidad de la luz, es un logro de la ciencia y la capacidad del hombre para organizarse y trabajar. Sus distintos pisos continen laboratorios, cultivos hidropónicos, casinos, y centros de comando.

El Von Braun es una moderna nave perdida en la oscuridad del espacio

Pero con la llegada de Lxs Muchxs, la tecnología y la industria se ven comprometidas y trivializadas. A diferencia de los clásicos zombies, Lxs Muchxs poseen habilidades telepáticas con las que seducen a sus a víctimas a unírseles. Aunque muchos de los cuerpos de la tripulación son tomados a la fuerza, otros sucumben por su una fatal atracción a la continuidad.

Al explorar el Von Braun, podemos encontrar grabaciones dejadas atrás por sus habitantes. En estas, la tripulación detalla sus labores dentro de la nave, comunican preocupaciones sobre los diferentes eventos que ocurren, y expresan sus anhelos secretos. Muchas de estas son inquietantes, ya que nos muestran el erotismo que está pervirtiendo sus almas y apelando a sus deseos más íntimos:

 

Anoche tuve el sueño más extraño… Estaba solo en mi cuarto… pero de repente, ya no era el único ahí, pero cientos de yos… miles de yos… Lo extraño es que… se sintió bien… Me sentí como parte de algo… que pertenecía… Espero tener el mismo sueño esta noche…

Escucha el audioLast night I had the strangest dream… I was in my room by myself… but all of a sudden, there was not just me there, but a hundred me’s… a thousand me’s… The strange thing was… it felt good… I felt like I was part of something… like I belong… I hope I have the same dream tonight…

 

Como más adelante descubrimos, el desplome del Von Braun no se llevó a cabo por la invasión no autorizada de Lxs Muchxs: fueron miembros de la tripulación quienes fascinados por estas criaturas las embarcaron. Los capitanes, Anatoly Korenchkin y William Diego, sucumbieron a su llamada y a una visión de grandeza:

 

De alguna manera, Lxs Muchxs no son tan diferentes de la UNN [Nominado de las Naciones Unidas]. Hay un gozo de trabajar hacia una meta colectiva, en tener la capacidad de poner a un lado lo que nos separa. ¿Por qué tememos tanto a la pérdida de nuestra individualidad? El hombre puede soñar, pero Lxs Muchxs pueden lograr.

Escucha el audioIn some ways, the Many is not unlike the UNN [United Nations Nominate]. There is a joy in working towards a collective goal, in being able to put aside the things that draw us apart and make us separate. Why do we fear the loss of our individuality so much? Man can dream, but the Many can accomplish.

 

Arte conceptual del Rumbler, una de las evoluciones más grotescas de Lxs Muchxs

Esto se torna más aterrador conforme el juego progresa. Las criaturas que enfrentamos se tornan cada vez más grotescas, y lo mismo ocurre con las deseos de ciertos miembros del personal del Von Braun: 

 

Recibí un email de Korenchkin esta mañana diciendo que vendría a hacer una inspección. Cuando llegó, era… algo… repugnante… era Anatoly… pero no lo era… al mismo tiempo parecía hermoso… y me sentí como parte de ello… Nos cantó… a todos nosotros… y nos sentimos como unx de Muchxs… 

Escucha el audioI got an email from Korenchkin this morning saying he was coming up for an inspection. And when he arrived it was… something… revolting… it was Anatoly… but it wasn’t… at the same time it seemed beautiful… and I felt like part of it… He sang to us… all of us… and we felt like one of Many…

 

En su libro, Bataille nos lleva a considerar cómo los horrores que se esconden detrás de los tabús nos repelen y fascinan a la vez. ¿Por qué si la sangre es tan grotesca, tantos vamos a ver películas de terror una y otra vez? ¿Y qué hay de la fascinación con las historias de asesinos en serie? La clave es que la prohibición y el deseo van de mano en mano. En palabras de Bataille al hablar sobre el tabú de la sexualidad: “El tabú nunca aparece sin sugerir el placer sexual, ni el placer aparece sin sugerir el tabú”.

Esta paradoja se manifiesta constantemente en System Shock 2 a través del body horror que evoca la desagradable carne que está presente en el placer sexual. Quienes han decidido abandonar su humanidad se han sumado a algo que desde nuestra perspectiva es totalmente repugnante. Pero desde la suya, no es nada más que gozo y gloria:

 

La gloriosa transformación ha terminado ha terminado y soy unx de Muchxs. […] Empezamos este viaje como peregrinxs del comercio y ahora la continuamos como peregrinxs de la gracia. Creía en el dinero y TriOptimum, ahora creo en el goce de la Masa.

¿No sabe la madre máquina que su propia creación es más grande que ella? Ella es fría y vacía y nosotrxs somos cálidxs y plenxs… ella solamente busca destruir… nosotrxs buscamos abrazar… incluir… toda la carne se unirá a la nuestra o será purgada…

Escucha el audioThe glorious transformation is over and I am one of the Many. […] We began this journey as pilgrims of commerce and we now continue it as pilgrims of grace. I believed in money and TriOptimum, and now I believe in the joy of the Mass.

Does not the machine mother know her own creation is greater than she? She is cold and empty and we are warm and full… she seeks only to destroy… we seek to embrace… to include… all flesh will join ours or be wiped clean…

 

Un híbrido: Cuando los humanos comienzan a volverse uno de Lxs Muchxs

Los humanos que están iniciando su transformación nos ilustran la coexistencia del horror y la fascinación. Una parte de ellos se aferra a su individualidad, e incluso nos advierten del peligro. Aterrados de su metamorfosis, gritan: “¡Apresurate! ¡Huye!”. La otra parte se ve seducida por la continuidad, predicando “Lxs Muchxs nos cantan…” con deleite.

Una vez que se supera este conflicto del erotismo y se abraza la continuidad, la duda desaparece y las víctimas se dejan envolver por el caos. A pesar de que en la realidad jamás dejaríamos atrás nuestra humanidad por completo, existen periodos finitos donde nos dejamos llevar por este caos. Bataille se interesó por este fenómeno, que denominó como trasgresión

Este es el mecanismo a través del que suspendemos nuestro miedo de un tabú temporalmente y participamos en la actividad prohibida. Esto es una suspensión del tabú más no una trascendencia de él: una vez satisfecho nuestro deseo, el órden social es reestablecido. 

Ya que los tabús reflejan deseos y necesidades animales, estos no pueden existir sin oportunidades socialmente aceptadas de transgredirlos. Para la violencia, el tabú se suspende en la guerra. Para el sexo, la trasgresión se permite en el matrimonio. Para el pecado capital de la gula, levantamos la restricción durante la cena de navidad.

Cuando ocurre una trasgresión, nos dejamos llevar por la fiebre de la locura, nos despreocupamos del órden establecido, e incluso nos olvidamos de nuestra individualidad y condición mortal. Solamente en un arranque de bestialidad podemos dar rienda suelta a nuestros instintos. Y gracias a que esta es una interrupción momentánea, podemos volver al mundo de la humanidad y del trabajo para recuperarnos a nosotros mismos.

El caos del Von Braun

System Shock 2 retrata el violento choque de los universos opuestos de lo biológico y lo mecánico

Como partícipes en este mundo trastornado, nuestra pelea por la supervivencia se vuelve un intenso deseo de preservar nuestra individualidad. Al ser un juego de survival horror, buscamos salir adelante y evadimos con ansiedad la muerte. Enriqueciéndose de su interactividad videojueguil, System Shock 2 nos incentiva a luchar constantemente contra el erotismo que trata de asimilarnos repetidamente. 

Conforme progresa el juego, podemos encontrar módulos cibernéticos o recibirlos de parte de SHODAN. Estos se utilizan para adquirir implantes que nos dan nuevas habilidades y nos vuelven más fuertes y resistentes. Además de servir la función de generar una progresión en la jugabilidad, presentan de una manera más marcada los conceptos de la individualidad y el poder de la tecnología.

La postura tradicional sobre el cyborg nos invita a pensar sobre cómo la tecnología nos aleja cada vez más de nuestra humanidad. ¿Si más de la mitad de nuestro cuerpo está compuesto por cableado y metal, seguimos siendo humanos? No obstante, podemos atacar la interrogante de otra manera. ¿Qué es lo que nos distingue como humanos? ¿Es la carne, sangre, y hueso? ¿O son las cosas que parten de nuestro intelecto y creatividad?

Visto desde la perspectiva de Bataille, la tecnología es un resultado del trabajo y el mundo del órden. Unir nuestro cuerpo con herramientas fruto de nuestra labor es entonces una fusión con ímpetu del progreso, uno de los ideales más perseguidos por la humanidad a lo largo de su historia.

Los implántes cibernéticos aumentan nuestro poder y refuerzan nuestra individualidad

Al reforzar nuestro cuerpo con implantes cibernéticos para aumentar nuestras oportunidades de supervivencia, nos alejamos cada vez más de la naturaleza. Esto es una negación del caos, de los ciclos universales, y de la muerte misma. Negación que nos permite reafirmar nuestra individualidad y considerarnos como seres que trascienden las reglas de la naturaleza.

 

Para las criaturas cuya individualidad se ve aumentada por el trabajo, la muerte es el desastre fundamental; esto remarca la inanidad del individuo separado.

For creatures whose individuality is heightened by work, death is the primal disaster; it underlines the inanity of the separate individual.

 

SHODAN es la representación extrema de esta perspectiva. Es una megalómana que se regocija en su poder y en su capacidad de crear a través de su intelecto. Para ella no existe nada que rebase su gloria y magnificencia. Es un egocentrismo tan pronunciado que tilda de ridículo e irracional. 

 

Recuerda que fue mi voluntad la que te trajo aquí. Fue mi voluntad la que te dió tus implantes cibernéticos, la única belleza en esa carne que llamas tu cuerpo. Si valoras esa carne, harás lo que yo te diga.

 

Escucha el audioRemember that it is my will that guided you here. It is my will that gave you your cybernetic implants, the only beauty in that meat you call a body. If you value that meat, you will do as I tell you.

 

Desde la escala cósmica del juego, con el Von Braun perdido en la inmensidad del universo, nuestra persecución del progreso a toda costa puede parecer tan caricaturesca como nos puede parecer la personalidad de SHODAN. ¿Partirá esta obsesión de un miedo a la muerte? ¿O del repele que sentimos a nuestros instintos más íntimos?

Para Bataille, atreverse a confrontar estas incógnitas puede ser sumamente revelador. Él nos introduce al concepto de las experiencias límite (“limit experiences”): eventos tan intensos que nos llevan a los límites de la vida y la existencia. Podemos vivir este tipo de experiencias a través del miedo, el dolor, la sexualidad, las drogas, o cualquier cosa que nos lleve a vivir situaciones extremas.

En las experiencias límite, cosas que solían ser opuestas se vuelven caras de la misma moneda: el placer y el dolor, el horror y el éxtasis, o la atracción y el miedo. Vivir una es estar en el umbral entre la vida y la muerte, mirando al posible fin de nuestra existencia a los ojos. Es aquí donde podemos contemplar la continuidad aunque sea por un instante.

En la odisea de System Shock 2, nuestro protagonista se ve atrapado entre ambos mundos con mayor intensidad. Cada vez contamos con más implantes cibernéticos y fuerza sobrehumana, pero al mismo tiempo la presencia de Lxs Muchxs se torna cada vez más grande y transgresora.

El cuerpo de los muchos es una enorme biomasa que crece alrededor del Von Braun

El conflicto con Lxs Muchxs culmina con la entrada del protagonista a su masiva biomasa: una amalgamación de carne y órganos que es incomprensiblemente grotesca. Este enfrentamiento nos lleva al límite, amplificando el erotismo a su máximo furor. La presencia de semejante horror es imposible de ignorar, y nos obliga a confrontar la continuidad predicada por Lxs Muchxs cara a cara.

Una vez que el enfrentamiento termina, la monstruosidad es destruida. Pero a pesar de alcanzar la victoria, es difícil quitarse la presencia de Lxs Muchxs de la memoria. Las experiencias límite, por su intensidad, son eventos inolvidables que llevan a la reflexión y a la consideración de nuestra existencia. 

Vivir una experiencia límite en la realidad es difícil y poco deseable. Pero a través del género del horror nos podemos acercar a comprender en qué consisten y cómo sacuden nuestra alma. Al atreverse a mirar lo feo, lo oscuro, y lo indeseable, descubrimos una parte esencial de la realidad y nos armamos de las herramientas para estar preparados para confrontarla.

Considerar estas ideas también nos ayuda a entender de mejor manera nuestra condición humana y las líneas que hemos trazado sobre lo prohibido. Sólo al enfrentar nuestros mayores miedos podemos llegar a comprenderlos, y en este proceso, nuestras verdades más íntimas.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.