Reseña: Swans – Soundtracks for the Blind

Soundtracks for the Blind

Swans es una banda con una larguísima trayectoria musical de más de 30 años, habiendo producido 14 álbumes de estudio. A través de estos, su sonido ha cambiado drásticamente, explorando música agresiva y contemplativa. Yo estoy familiarizado con el material más nuevo de la banda, que está compuesto por ambiciosos proyectos de alrededor de dos horas cada uno, conteniendo múltiples canciones que rondan alrededor de los 20 minutos.

Esto suena intimidante, pero es una característica inherente del grupo, sin importar de qué época sea su material. Pero hacer el esfuerzo de escuchar estas casi películas auditivas es sumamente gratificante. Swans es una de mis bandas favoritas gracias al sonido único que tiene y a su capacidad de crear experiencias sonoras completamente absorbentes.

Soundtracks for the Blind es el último disco creado por la banda antes de su ruptura en 1996. Aunque la banda volvió a las andanzas con un sonido renovado en 2010, este álbum fue por mucho tiempo considerado la obra magna para cerrar la carrera musical del grupo.

A diferencia de su material más novedoso, que concentra todo su poder musical en una decena de canciones, Soundtracks for the Blind lo hace a través de un acercamiento mucho más disperso. Distribuye dos horas y veintiun minutos de material en 26 canciones que impactan no solamente por su cantidad sino también por su diversidad.

En este proyecto Swans explora con la música ambiental, el post-rock, la electrónica, pasajes con conversaciones y las baladas. Esto suena como una receta para crear un asqueroso platillo con ningún sabor discernible. Pero extrañamente, el disco fluye sin problemas. A pesar de que Soundtracks for the Blind es un buffet musical lleno de diversidad, todas las piezas están reunidas por un sentimiento unificador de malestar.

Este disco es tétrico. Queriendo explorar formas y sensaciones desconocidas, Swans toma cada género musical que desea explorar y lo presenta desde una perspectiva tensa y sombría. Las voces incluidas en muchas de las canciones son inquietantes, y los sonidos producidos por guitarras, sintetizadores y percusiones son todos surrealistas, haciendo que cada canción forme algo mucho más grande que la suma de sus partes.

“Volcano” es una pieza de música electrónica que podría ser bailada, pero está extrañamente apagada, como si una fuerza externa le permitiera explorar. “Surrogate 2” es un “drone” oprimente que nos hace sentirnos tensos, como si fuera a pasar algo en cualquier momento. “Her Mouth Is Filled With Honey”, con sus voces y percusiones poco convencionales, nos lleva a una dimensión bizarra donde todo cambia y se derrite. Y “Red Velvet Wound”, a pesar del hermoso canto de Jarboe (la cantante de la banda), parece ser cantada por un fantasma oculto al fondo de un pasillo lúgubre. Podría hacer una lista entera sobre cada canción, ya que cada una es como una rareza que merece ser exhibida en un museo por sí sóla.

Uno de los aspectos más interesantes que ayudan a darle a este álbum este sentimiento de provenir de un mundo fantasmal paralelo al nuestro son la grabaciones de voz. El padre de Jarboe era un agente del FBI, por lo que realizaba grabaciones ocultas de vigilancia. Acoplado con entrevistas que Michael Gira (el líder de Swans) realizó a su padre, Soundtracks For The Blind se encuentra lleno de historias distantes y misteriosas.

“I Was a Prisoner In Your Skull”, uno de mis cortes favoritos del álbum, fluye entre pasajes ambientales y un bombardeo de percusiones, ambos hipnotizantes. Entonces, comenzamos a escuchar la extraña pero cautivadora voz de un extraño:

Todos saben que tú estás jodido de la cabeza
Y todos saben que yo estoy jodido de la cabeza
Pero, ¿sabrán todos
que tú estás más jodido que yo?
Bueno, yo lo sé
Y tú lo sabes
Pero nuestro propósito es contárselo a todos
Toma por ejemplo esa vez que…

Everyone knows that you are fucked up
And everyone knows that I am fucked up
But, does everyone know
That you are more fucked up than me?
Well, I know that
And you know that
But our purpose is to tell everyone that
Take for instance the time…

La grabación continua, y este hombre enumera múltiples situaciones donde su colega actuó de formas extrañas. En “How They Suffer”, donde se incluye una entrevista al padre de Gira, este describe cómo perdió la visión. Acompañado de la música, la pieza se vuelve aún más inquietante.

Y por último, cabe mencionar las canciones de larga duración. Rebasando los diez minutos, estas piezas funcionan como puntos climáticos en el álbum que liberan la tensión generada en las piezas anteriores. Estas suelen comenzar de forma melodiosa y tranquila, generando una gran expectativa que crece con cada segundo que pasa. Entonces, la música comienza un crescendo que es cada vez más intenso, convirtiéndose en un clímax que pareciera eterno. Para mí no hay otra respuesta más que la fascinación cuando se me pone chinita la piel.

Así mismo, Swans nos deja ver en estas canciones un lado más impresionista en sus letras, pintando un cuadro sónico fascinante que se vuelve más emocional gracias al canto enfático de Michael Gira:

         The Sound

Y amplios son tus delirios
Rojo profundo en el espacio detrás de tus ojos
Cerrada para siempre está la puerta de tu cuarto
Pero adentro, está el sonido
Tu desprecias, pero yo amo
Tu desprecias, lo que yo amo
Tu desprecias, yo amo
Tu desprecias, yo amo

And wide are your delusions
Deep red is the space behind your eyes
Closed forever is the door to your room
But inside there, there’s the sound
You despise, but I love
You despise, what I love
You despise, I love
You despise, I love

Soundtracks for the Blind es un disco sumamente misterioso que nos transporta a múltiples parajes a través de su larguísima duración. No es una escucha fácil debido a sus proporciones épicas y a su tonalidad tétrica, pero esta se convierte en apremiante una vez que nos dejamos transportar por el talento de Swans. Si esta fuera la banda sonora de un película que nunca existió, ansiaría verla, para observar los bizarros acompañamientos visuales merecedores de esta música. Sin embargo, esta es una banda sonora para ciegos, por lo que nos toca llevar a la vida ese filme a través de nuestra imaginación.

Leave a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *